Otro

Viceroy Palm Springs reabre como hotel Avalon con un nuevo restaurante y servicios de spa


El Viceroy Palm Springs ha cambiado de marca y ahora es el Hotel Avalon. Además de un nuevo nombre, el hotel boutique de 67 habitaciones ha renovado sus servicios de spa y ha rediseñado por completo el restaurante del hotel.

El hotel se ha asociado con American Medicinal Arts, una empresa dedicada a la curación holística, para reinventar el spa Estrella en el lugar. Los ingredientes a base de plantas incluyen naranja dulce, frambuesa negra, pomelo, cardamomo, eucalipto y aceite de tuna. Los productos de mantequilla con infusión de hierbas contienen jojoba, aguacate, coco y aceite y mantequilla de karité.

El nuevo restaurante Chi Chi sirve platos saludables con un toque latino. El restaurante al aire libre es el cuarto concepto gastronómico de Tara Lazar en Palm Springs y sirve menús de desayuno, almuerzo y cena. Los huéspedes pueden disfrutar de platos compartidos, como croquettas de calabacín y queso de cabra; empanadas de carne; una ensalada de col rizada, quinua, cereza e hinojo; brochetas de panceta, pulpo, chorizo ​​y pollo jidori; salmón al vapor con hojas de plátano; y cerdo asado con tortillas de maíz azul.

El menú de cócteles también utiliza ingredientes innovadores con bebidas que incluyen el picante peruano con pisco, agave, lima y chiles serranos; el Ververde con reposado, jugo de manzana, agave y lima; y el Desert Jewel con vodka mandarín, Aperol y jugo de toronja. La carta de vinos también incluye diversos tintos y blancos de España, Argentina, Italia y California.

Los postres son tradicionales y divertidos, como galletas de boda mexicanas, granito expreso, pastel de coco con frambuesas y una variedad de paletas de frutas.


26 Lo que se debe y no se debe hacer en Palm Springs

Mientras los gays de la costa este escapan del clima de verano en Fire Island, los gays de California se van de vacaciones en una escapada que siente como si estuviera en llamas. Si bien la temperatura promedio de Palm Springs es más de 100 durante el verano, la gente que no se deja intimidar todavía se reúne allí para descansar cerca de las relucientes piscinas de la ciudad del desierto, tomar un brunch en las aceras sombreadas de Palm Canyon Drive y disfrutar de la vida nocturna de Arenas Road. Antes de empacar su diminuto traje de baño, siga este consejo.

HACER aplique protector solar en todas partes. El sol es intenso en el desierto, así que cúbrete las orejas, la línea del cabello, los espacios entre los dedos de los pies, el sendero feliz, la parte superior del muslo y todo lo demás que estará expuesto.

NO HACER Beba mucho mientras descansa junto a la piscina. Esa es una receta para una siesta no planificada y la pérdida de la epidermis.

HACER Pasee por la piscina en el Ace Hotel & amp Swim Club en el extremo sur de la ciudad. Este enclave hipster fue un antiguo motel Howard Johnson y actualmente es la base de operaciones de los que marcan tendencias con barba y los hombres (y mujeres) que los aman.

NO HACER consigue una habitación en el Ace si planeas irte a las 10 p.m. Este lugar, que ofrece atracciones como música en vivo y fiestas del Orgullo Gay en su estridente Amigo Room, es para los jóvenes, salvajes y ruidosos.

HACER aguante el calor para dar un paseo matutino por Palm Canyon Drive. El corazón peatonal de Palm Springs, repleto de tiendas y restaurantes al aire libre (muchos de los cuales ofrecen ventiladores y amantes), está repleto de gays despreocupados que buscan café y frittatas.

NO HACER dar un paseo después de las 11 a. m. sin sombrilla. No se preocupe por las miradas y las burlas homofóbicas, después de todo, esto es Palm Springs.

HACER Disfrute de un brunch en Chi Chi, el restaurante del nuevo Avalon Hotel (anteriormente el Viceroy). Ensalada de Yerba Mate, ¿alguien?

NO HACER mirar boquiabiertos a todas las parejas homosexuales en el Trader Joe's de la ciudad. En Palm Springs, es normal cuando las rectas son minoría.

HACER Visite uno de los numerosos resorts gay con ropa opcional del desierto, como INNdulge (en la foto, con su jacuzzi para 12 personas las 24 horas y piscina climatizada / fría) o CCBC Resort Hotel (con una piscina de agua salada y amplios terrenos). Vamos, relájate.

NO HACER vaya a los centros turísticos desnudos de P.S. pensando que se verán como un video de One Direction. Las multitudes son generalmente mayores, y eso está bien. Abre tu mente (y tal vez tus piernas).

HACER Hospédese en uno de los 25 complejos turísticos para gays / lesbianas de Palm Springs (según se informa, tiene una de las concentraciones más grandes de alojamientos LGBT en el país) incluso si no planea exponer sus golosinas. Disfruta del gráfico de la gente ingeniosa de Man About World.

HACER visite el cursi y fresco teleférico. Ascendiendo 8,000 pies hacia el cielo, el tranvía lo deja en la cima de las montañas de San Jacinto, donde las temperaturas son unos 30 grados más frías que en la ciudad. También hay un restaurante, un campamento y rutas de senderismo.

HACER visite el nuevo Centro de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte de Palm Springs. El museo estudia y honra el estilo Desert Modern, que se desarrolló en Palm Springs a mediados del siglo XX. Advertencia: el museo está cerrado en agosto pero vuelve a abrir en septiembre.

NO HACER Vuélvete loco en los numerosos casinos que bordean Palm Springs si puedes comprobarlo tú mismo, visita el Spa Resort Casino en el corazón del centro de la ciudad y el exclusivo Casino Agua Caliente (en la foto) al este de la ciudad.

HACER apriete un poco de tiempo para visitar Desert Hills Premium Outlets en las cercanías de Cabazon. No estamos hablando de Jockey y Gap: este lugar tiene a Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & amp Bone, Ted Baker y Valentino.

NO HACER ser desconcertado por los hombres de 50 y 60 y tantos que se visten como hombres de la mitad de su edad (piense en pantalones cortos cortos y polos ajustados). Si todavía puedes ponerte la ropa en Top Shop, ¿quién puede juzgar?

HACER reviva su adolescencia con un día en el parque acuático de la ciudad, Wet n 'Wild. El oasis de 21 acres, con piscina de olas y una gran cantidad de toboganes de agua, fue el escenario de un evento increíble en la última Fiesta Blanca (en la foto).

HACER Empiece cualquier noche con margaritas en la cantina El Jefe del Hotel Saguaro. Si está usando algo en el lado ajustado, NO HACER consigue los Nachos de la Encarnación o estarás chupando las tripas por el resto de la noche.

NO HACER Creo que tienes que sentarte en casa una noche entre semana en Palm Springs. Arenas Road siempre tiene algo que hacer, ¿por qué no ir al karaoke en Streetbar, que ocurre de domingo a miércoles?

HACER haga una parada en Koffi, la cadena de café de cosecha propia de la ciudad. Con tres ubicaciones en todo el desierto, puede tomar un descanso de Starbucks.

NO HACER siéntete pegado a un coche mientras estás en el desierto. La ciudad tiene carriles para bicicletas y senderos, en caso de que el clima no sea demasiado abrasador, así como un completo sistema de autobuses si necesita un viaje a Arenas Road.

NO HACER Supongamos que solo las lesbianas y los heterosexuales juegan al golf. El Tahquitz Creek Golf Resort es un gran lugar para principiantes y ofrece alquileres.

HACER prepárese para sudar en Hunter's, el palacio de baile gay por excelencia de Palm Springs. La pista de baile está repleta de manera confiable los viernes y sábados por la noche; a veces puede oler un poco a maduro allí, pero tal vez te guste.

NO HACER siente que tiene que permanecer en Palm Springs para pasar un buen rato. El Barracks Bar, en la cercana Cathedral City, es uno de los bares de cuero gay más queridos del Valle de Coachella.


26 Lo que se debe y no se debe hacer en Palm Springs

Mientras los gays de la costa este escapan del clima de verano en Fire Island, los gays de California se van de vacaciones en una escapada que siente como si estuviera en llamas. Si bien la temperatura promedio de Palm Springs es más de 100 durante el verano, la gente que no se deja intimidar aún se reúne allí para descansar cerca de las relucientes piscinas de la ciudad del desierto, almorzar en las aceras sombreadas de Palm Canyon Drive y disfrutar de la vida nocturna de Arenas Road. Antes de empacar su diminuto traje de baño, siga este consejo.

HACER aplique protector solar en todas partes. El sol es intenso en el desierto, así que cúbrete las orejas, la línea del cabello, los espacios entre los dedos de los pies, el sendero feliz, la parte superior del muslo y todo lo demás que estará expuesto.

NO HACER Beba mucho mientras descansa junto a la piscina. Esa es una receta para una siesta no planificada y la pérdida de la epidermis.

HACER Pasee por la piscina en el Ace Hotel & amp Swim Club en el extremo sur de la ciudad. Este enclave hipster fue un antiguo motel Howard Johnson y actualmente es la base de operaciones de los que marcan tendencias con barba y los hombres (y mujeres) que los aman.

NO HACER consigue una habitación en el Ace si planeas irte a las 10 p.m. Este lugar, que ofrece atracciones como música en vivo y fiestas del Orgullo Gay en su estridente Amigo Room, es para los jóvenes, salvajes y ruidosos.

HACER aguante el calor para dar un paseo matutino por Palm Canyon Drive. El corazón peatonal de Palm Springs, repleto de tiendas y restaurantes al aire libre (muchos de los cuales ofrecen ventiladores y amantes), está repleto de gays despreocupados que buscan café y frittatas.

NO HACER dar un paseo después de las 11 a. m. sin sombrilla. No se preocupe por las miradas y las burlas homofóbicas, después de todo, esto es Palm Springs.

HACER Disfrute de un brunch en Chi Chi, el restaurante del nuevo Avalon Hotel (anteriormente el Viceroy). Ensalada de Yerba Mate, ¿alguien?

NO HACER mirar boquiabierto a todas las parejas homosexuales en el Trader Joe's de la ciudad. En Palm Springs, es normal cuando las rectas son minoría.

HACER Visite uno de los numerosos resorts gay con ropa opcional del desierto, como INNdulge (en la foto, con su jacuzzi para 12 personas las 24 horas y piscina climatizada / fría) o CCBC Resort Hotel (con una piscina de agua salada y amplios terrenos). Vamos, relájate.

NO HACER vaya a los centros turísticos desnudos de P.S. pensando que se verán como un video de One Direction. Las multitudes son generalmente mayores, y eso está bien. Abre tu mente (y tal vez tus piernas).

HACER Hospédese en uno de los 25 complejos turísticos para gays / lesbianas de Palm Springs (según se informa, tiene una de las concentraciones más grandes de alojamientos LGBT en el país) incluso si no planea exponer sus golosinas. Disfruta del gráfico de la gente ingeniosa de Man About World.

HACER visite el cursi y fresco teleférico. Ascendiendo 8,000 pies hacia el cielo, el tranvía lo deja en la cima de las montañas de San Jacinto, donde las temperaturas son unos 30 grados más frías que en la ciudad. También hay un restaurante, un campamento y rutas de senderismo.

HACER visite el nuevo Centro de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte de Palm Springs. El museo estudia y honra el estilo Desert Modern, que se desarrolló en Palm Springs a mediados del siglo XX. Advertencia: el museo está cerrado en agosto pero vuelve a abrir en septiembre.

NO HACER Vuélvase loco en los numerosos casinos que bordean Palm Springs si puede comprobarlo usted mismo, visite el Spa Resort Casino en el corazón del centro de la ciudad y el exclusivo Casino Agua Caliente (en la foto) al este de la ciudad.

HACER apriete un poco de tiempo para visitar Desert Hills Premium Outlets en las cercanías de Cabazon. No estamos hablando de Jockey y Gap: este lugar tiene a Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & amp Bone, Ted Baker y Valentino.

NO HACER ser desconcertado por los hombres de 50 y 60 y tantos que se visten como hombres de la mitad de su edad (piense en pantalones cortos cortos y polos ajustados). Si todavía puedes ponerte la ropa en Top Shop, ¿quién puede juzgar?

HACER reviva su adolescencia con un día en el parque acuático de la ciudad, Wet n 'Wild. El oasis de 21 acres, con piscina de olas y una gran cantidad de toboganes de agua, fue el escenario de un evento increíble en la última Fiesta Blanca (en la foto).

HACER Empiece cualquier noche con margaritas en la cantina El Jefe del Hotel Saguaro. Si está usando algo en el lado ajustado, NO HACER consigue los Nachos de la Encarnación o estarás chupando las tripas por el resto de la noche.

NO HACER Creo que tienes que sentarte en casa una noche entre semana en Palm Springs. Arenas Road siempre tiene algo que hacer, ¿por qué no ir al karaoke en Streetbar, que ocurre de domingo a miércoles?

HACER haga una parada en Koffi, la cadena de café de cosecha propia de la ciudad. Con tres ubicaciones en todo el desierto, puede tomar un descanso de Starbucks.

NO HACER siéntete pegado a un coche mientras estás en el desierto. La ciudad tiene carriles para bicicletas y senderos, en caso de que el clima no sea demasiado abrasador, así como un completo sistema de autobuses si necesita un viaje a Arenas Road.

NO HACER Supongamos que solo las lesbianas y los heterosexuales juegan al golf. El Tahquitz Creek Golf Resort es un gran lugar para principiantes y ofrece alquileres.

HACER prepárese para sudar en Hunter's, el palacio de baile gay por excelencia de Palm Springs. La pista de baile está repleta de manera confiable los viernes y sábados por la noche; a veces puede oler un poco a maduro allí, pero tal vez te guste.

NO HACER siente que tiene que permanecer en Palm Springs para pasar un buen rato. El Barracks Bar, en la cercana Cathedral City, es uno de los bares de cuero gay más queridos del Valle de Coachella.


26 Lo que se debe y no se debe hacer en Palm Springs

Mientras los gays de la costa este escapan del clima de verano en Fire Island, los gays de California se van de vacaciones en una escapada que siente como si estuviera en llamas. Si bien la temperatura promedio de Palm Springs es más de 100 durante el verano, la gente que no se deja intimidar aún se reúne allí para descansar cerca de las relucientes piscinas de la ciudad del desierto, almorzar en las aceras sombreadas de Palm Canyon Drive y disfrutar de la vida nocturna de Arenas Road. Antes de empacar su diminuto traje de baño, siga este consejo.

HACER aplique protector solar en todas partes. El sol es intenso en el desierto, así que cúbrete las orejas, la línea del cabello, los espacios entre los dedos de los pies, el sendero feliz, la parte superior del muslo y todo lo demás que estará expuesto.

NO HACER Beba mucho mientras descansa junto a la piscina. Esa es una receta para una siesta no planificada y la pérdida de la epidermis.

HACER Pasee por la piscina en el Ace Hotel & amp Swim Club en el extremo sur de la ciudad. Este enclave hipster fue un antiguo motel Howard Johnson y actualmente es la base de operaciones de los que marcan tendencias con barba y los hombres (y mujeres) que los aman.

NO HACER consigue una habitación en el Ace si planeas irte a las 10 p.m. Este lugar, que ofrece atracciones como música en vivo y fiestas del Orgullo Gay en su estridente Amigo Room, es para los jóvenes, salvajes y ruidosos.

HACER aguante el calor para dar un paseo matutino por Palm Canyon Drive. El corazón peatonal de Palm Springs, repleto de tiendas y restaurantes al aire libre (muchos de los cuales ofrecen ventiladores y amantes), está repleto de gays despreocupados que buscan café y frittatas.

NO HACER ir a dar un paseo después de las 11 a. m. sin sombrilla. No se preocupe por las miradas y las burlas homofóbicas, después de todo, esto es Palm Springs.

HACER Disfrute de un brunch en Chi Chi, el restaurante del nuevo Avalon Hotel (anteriormente el Viceroy). Ensalada de Yerba Mate, ¿alguien?

NO HACER mirar boquiabiertos a todas las parejas homosexuales en el Trader Joe's de la ciudad. En Palm Springs, es normal cuando las rectas son minoría.

HACER Visite uno de los numerosos resorts gay con ropa opcional del desierto, como INNdulge (en la foto, con su jacuzzi para 12 personas las 24 horas y piscina climatizada / fría) o CCBC Resort Hotel (con una piscina de agua salada y amplios terrenos). Vamos, relájate.

NO HACER vaya a los centros turísticos desnudos de P.S. pensando que se verán como un video de One Direction. Las multitudes son generalmente mayores, y eso está bien. Abre tu mente (y tal vez tus piernas).

HACER Hospédese en uno de los 25 complejos turísticos para gays / lesbianas de Palm Springs (según se informa, tiene una de las concentraciones más grandes de alojamientos LGBT en el país) incluso si no planea exponer sus golosinas. Disfruta del gráfico de la gente ingeniosa de Man About World.

HACER visite el cursi y fresco teleférico. Ascendiendo 8,000 pies hacia el cielo, el tranvía lo deja en la cima de las montañas de San Jacinto, donde las temperaturas son unos 30 grados más frías que en la ciudad. También hay un restaurante, un campamento y rutas de senderismo.

HACER visite el nuevo Centro de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte de Palm Springs. El museo estudia y honra el estilo Desert Modern, que se desarrolló en Palm Springs a mediados del siglo XX. Advertencia: el museo está cerrado en agosto pero vuelve a abrir en septiembre.

NO HACER Vuélvete loco en los numerosos casinos que bordean Palm Springs si puedes comprobarlo tú mismo, visita el Spa Resort Casino en el corazón del centro de la ciudad y el exclusivo Casino Agua Caliente (en la foto) al este de la ciudad.

HACER apriete un poco de tiempo para visitar Desert Hills Premium Outlets en las cercanías de Cabazon. No estamos hablando de Jockey y Gap: este lugar tiene a Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & amp Bone, Ted Baker y Valentino.

NO HACER ser desconcertado por los hombres de 50 y 60 y tantos que se visten como hombres de la mitad de su edad (piense en pantalones cortos cortos y polos ajustados). Si todavía puedes ponerte la ropa en Top Shop, ¿quién puede juzgar?

HACER reviva su adolescencia con un día en el parque acuático de la ciudad, Wet n 'Wild. El oasis de 21 acres, con piscina de olas y una gran cantidad de toboganes de agua, fue el escenario de un evento increíble en la última Fiesta Blanca (en la foto).

HACER Empiece cualquier noche con margaritas en la cantina El Jefe del Hotel Saguaro. Si está usando algo en el lado ajustado, NO HACER consigue los Nachos de la Encarnación o estarás chupando las tripas por el resto de la noche.

NO HACER Creo que tienes que sentarte en casa una noche entre semana en Palm Springs. Arenas Road siempre tiene algo que hacer, ¿por qué no ir al karaoke en Streetbar, que ocurre de domingo a miércoles?

HACER haga una parada en Koffi, la cadena de café de cosecha propia de la ciudad. Con tres ubicaciones en todo el desierto, puede tomar un descanso de Starbucks.

NO HACER siéntete pegado a un coche mientras estás en el desierto. La ciudad tiene carriles para bicicletas y senderos, en caso de que el clima no sea demasiado abrasador, así como un completo sistema de autobuses si necesita un viaje a Arenas Road.

NO HACER Supongamos que solo las lesbianas y los heterosexuales juegan al golf. El Tahquitz Creek Golf Resort es un gran lugar para principiantes y ofrece alquileres.

HACER prepárese para sudar en Hunter's, el palacio de baile gay por excelencia de Palm Springs. La pista de baile está repleta de manera confiable los viernes y sábados por la noche; a veces puede oler un poco a maduro allí, pero tal vez te guste.

NO HACER siente que tiene que permanecer en Palm Springs para pasar un buen rato. El Barracks Bar, en la cercana Cathedral City, es uno de los bares de cuero gay más queridos del Valle de Coachella.


26 Lo que se debe y no se debe hacer en Palm Springs

Mientras los gays de la costa este escapan del clima de verano en Fire Island, los gays de California se van de vacaciones en una escapada que siente como si estuviera en llamas. Si bien la temperatura promedio de Palm Springs es más de 100 durante el verano, la gente que no se deja intimidar aún se reúne allí para descansar cerca de las relucientes piscinas de la ciudad del desierto, almorzar en las aceras sombreadas de Palm Canyon Drive y disfrutar de la vida nocturna de Arenas Road. Antes de empacar su diminuto traje de baño, siga este consejo.

HACER aplique protector solar en todas partes. El sol es intenso en el desierto, así que cúbrete las orejas, la línea del cabello, los espacios entre los dedos de los pies, el sendero feliz, la parte superior del muslo y todo lo demás que estará expuesto.

NO HACER Beba mucho mientras descansa junto a la piscina. Esa es una receta para una siesta no planificada y la pérdida de la epidermis.

HACER Pasee por la piscina en el Ace Hotel & amp Swim Club en el extremo sur de la ciudad. Este enclave hipster fue un antiguo motel Howard Johnson y actualmente es la base de operaciones de los que marcan tendencias con barba y los hombres (y mujeres) que los aman.

NO HACER consigue una habitación en el Ace si planeas irte a las 10 p.m. Este lugar, que ofrece atracciones como música en vivo y fiestas del Orgullo Gay en su estridente Amigo Room, es para los jóvenes, salvajes y ruidosos.

HACER aguante el calor para dar un paseo matutino por Palm Canyon Drive. El corazón peatonal de Palm Springs, repleto de tiendas y restaurantes al aire libre (muchos de los cuales ofrecen ventiladores y amantes), está repleto de gays despreocupados que buscan café y frittatas.

NO HACER ir a dar un paseo después de las 11 a. m. sin sombrilla. No se preocupe por las miradas y las burlas homofóbicas, después de todo, esto es Palm Springs.

HACER Disfrute de un brunch en Chi Chi, el restaurante del nuevo Avalon Hotel (anteriormente el Viceroy). Ensalada de Yerba Mate, ¿alguien?

NO HACER mirar boquiabierto a todas las parejas homosexuales en el Trader Joe's de la ciudad. En Palm Springs, es normal cuando las rectas son minoría.

HACER Visite uno de los numerosos resorts gay con ropa opcional del desierto, como INNdulge (en la foto, con su jacuzzi para 12 personas las 24 horas y piscina climatizada / fría) o CCBC Resort Hotel (con una piscina de agua salada y amplios terrenos). Vamos, relájate.

NO HACER vaya a los centros turísticos desnudos de P.S. pensando que se verán como un video de One Direction. Las multitudes son generalmente mayores, y eso está bien. Abre tu mente (y tal vez tus piernas).

HACER Hospédese en uno de los 25 complejos turísticos para gays / lesbianas de Palm Springs (según se informa, tiene una de las concentraciones más grandes de alojamientos LGBT en el país) incluso si no planea exponer sus golosinas. Disfruta del gráfico de la gente ingeniosa de Man About World.

HACER visite el cursi y fresco teleférico. Ascendiendo 8,000 pies hacia el cielo, el tranvía lo deja en la cima de las montañas de San Jacinto, donde las temperaturas son unos 30 grados más frías que en la ciudad. También hay un restaurante, un campamento y rutas de senderismo.

HACER visite el nuevo Centro de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte de Palm Springs. El museo estudia y honra el estilo Desert Modern, que se desarrolló en Palm Springs a mediados del siglo XX. Advertencia: el museo está cerrado en agosto pero vuelve a abrir en septiembre.

NO HACER Vuélvete loco en los numerosos casinos que bordean Palm Springs si puedes comprobarlo tú mismo, visita el Spa Resort Casino en el corazón del centro de la ciudad y el exclusivo Casino Agua Caliente (en la foto) al este de la ciudad.

HACER apriete un poco de tiempo para visitar Desert Hills Premium Outlets en las cercanías de Cabazon. No estamos hablando de Jockey y Gap: este lugar tiene a Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & amp Bone, Ted Baker y Valentino.

NO HACER ser desconcertado por los hombres de 50 y 60 y tantos que se visten como hombres de la mitad de su edad (piense en pantalones cortos cortos y polos ajustados). Si todavía puedes ponerte la ropa en Top Shop, ¿quién puede juzgar?

HACER reviva su adolescencia con un día en el parque acuático de la ciudad, Wet n 'Wild. El oasis de 21 acres, con piscina de olas y una gran cantidad de toboganes de agua, fue el escenario de un evento increíble en la última Fiesta Blanca (en la foto).

HACER Empiece cualquier noche con margaritas en la cantina El Jefe del Hotel Saguaro. Si está usando algo en el lado ajustado, NO HACER consigue los Nachos de la Encarnación o estarás chupando las tripas por el resto de la noche.

NO HACER Creo que tienes que sentarte en casa una noche entre semana en Palm Springs. Arenas Road siempre tiene algo que hacer, ¿por qué no ir al karaoke en Streetbar, que ocurre de domingo a miércoles?

HACER haga una parada en Koffi, la cadena de café de cosecha propia de la ciudad. Con tres ubicaciones en todo el desierto, puede tomar un descanso de Starbucks.

NO HACER siéntete pegado a un coche mientras estás en el desierto. La ciudad tiene carriles para bicicletas y senderos, en caso de que el clima no sea demasiado abrasador, así como un completo sistema de autobuses si necesita un viaje a Arenas Road.

NO HACER Supongamos que solo las lesbianas y los heterosexuales juegan al golf. El Tahquitz Creek Golf Resort es un gran lugar para principiantes y ofrece alquileres.

HACER prepárese para sudar en Hunter's, el palacio de baile gay por excelencia de Palm Springs. La pista de baile está repleta de manera confiable los viernes y sábados por la noche; a veces puede oler un poco a maduro allí, pero tal vez te guste.

NO HACER siente que tiene que permanecer en Palm Springs para pasar un buen rato. El Barracks Bar, en la cercana Cathedral City, es uno de los bares de cuero gay más queridos del Valle de Coachella.


26 Lo que se debe y no se debe hacer en Palm Springs

Mientras los gays de la costa este escapan del clima de verano en Fire Island, los gays de California se van de vacaciones en una escapada que siente como si estuviera en llamas. Si bien la temperatura promedio de Palm Springs es más de 100 durante el verano, la gente que no se deja intimidar aún se reúne allí para acostarse cerca de las relucientes piscinas de la ciudad del desierto, almorzar en las aceras sombreadas de Palm Canyon Drive y disfrutar de la vida nocturna de Arenas Road. Antes de empacar su diminuto traje de baño, siga este consejo.

HACER aplique protector solar en todas partes. El sol es intenso en el desierto, así que cúbrete las orejas, la línea del cabello, los espacios entre los dedos de los pies, el sendero feliz, la parte superior del muslo y todo lo demás que estará expuesto.

NO HACER Beba mucho mientras descansa junto a la piscina. Esa es una receta para una siesta no planificada y la pérdida de la epidermis.

HACER Pasee por la piscina en el Ace Hotel & amp Swim Club en el extremo sur de la ciudad. Este enclave hipster fue un antiguo motel de Howard Johnson y actualmente es la base de operaciones de los que marcan tendencias con barba y los hombres (y mujeres) que los aman.

NO HACER consigue una habitación en el Ace si planeas irte a las 10 p.m. Este lugar, que ofrece atracciones como música en vivo y fiestas del Orgullo Gay en su estridente Amigo Room, es para los jóvenes, salvajes y ruidosos.

HACER aguante el calor para dar un paseo matutino por Palm Canyon Drive. El corazón peatonal de Palm Springs, repleto de tiendas y restaurantes al aire libre (muchos de los cuales ofrecen ventiladores y fanáticos), está repleto de gays despreocupados que buscan café y frittatas.

NO HACER ir a dar un paseo después de las 11 a. m. sin sombrilla. No se preocupe por las miradas y las burlas homofóbicas, después de todo, esto es Palm Springs.

HACER Disfrute de un brunch en Chi Chi, el restaurante del nuevo Avalon Hotel (anteriormente el Viceroy). Ensalada de Yerba Mate, ¿alguien?

NO HACER mirar boquiabiertos a todas las parejas homosexuales en el Trader Joe's de la ciudad. En Palm Springs, es normal cuando las rectas son minoría.

HACER Visite uno de los numerosos resorts gay con ropa opcional del desierto, como INNdulge (en la foto, con su jacuzzi para 12 personas las 24 horas y piscina climatizada / fría) o CCBC Resort Hotel (con una piscina de agua salada y amplios terrenos). Vamos, relájate.

NO HACER vaya a los centros turísticos desnudos de P.S. pensando que se verán como un video de One Direction. Las multitudes son generalmente mayores, y eso está bien. Abre tu mente (y tal vez tus piernas).

HACER Hospédese en uno de los 25 complejos turísticos para gays / lesbianas de Palm Springs (según se informa, tiene una de las concentraciones más grandes de alojamientos LGBT en el país) incluso si no planea exponer sus golosinas. Disfruta del gráfico de la gente ingeniosa de Man About World.

HACER visite el cursi y fresco teleférico. Ascendiendo 8,000 pies hacia el cielo, el tranvía lo deja en la cima de las montañas de San Jacinto, donde las temperaturas son unos 30 grados más frías que en la ciudad. También hay un restaurante, un campamento y rutas de senderismo.

HACER visite el nuevo Centro de Arquitectura y Diseño del Museo de Arte de Palm Springs. El museo estudia y honra el estilo Desert Modern, que se desarrolló en Palm Springs a mediados del siglo XX. Advertencia: el museo está cerrado en agosto pero vuelve a abrir en septiembre.

NO HACER Vuélvase loco en los numerosos casinos que bordean Palm Springs si puede comprobarlo usted mismo, visite el Spa Resort Casino en el corazón del centro de la ciudad y el exclusivo Casino Agua Caliente (en la foto) al este de la ciudad.

HACER apriete un poco de tiempo para visitar Desert Hills Premium Outlets en las cercanías de Cabazon. No estamos hablando de Jockey y Gap: este lugar tiene a Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & amp Bone, Ted Baker y Valentino.

NO HACER ser desconcertado por los hombres de 50 y 60 y tantos que se visten como hombres de la mitad de su edad (piense en pantalones cortos cortos y polos ajustados). Si todavía puedes ponerte la ropa en Top Shop, ¿quién puede juzgar?

HACER reviva su adolescencia con un día en el parque acuático de la ciudad, Wet n 'Wild. El oasis de 21 acres, con piscina de olas y una gran cantidad de toboganes de agua, fue el escenario de un evento increíble en la última Fiesta Blanca (en la foto).

HACER Empiece cualquier noche con margaritas en la cantina El Jefe del Hotel Saguaro. Si está usando algo en el lado ajustado, NO HACER consigue los Nachos de la Encarnación o estarás chupando las tripas por el resto de la noche.

NO HACER Creo que tienes que sentarte en casa una noche entre semana en Palm Springs. Arenas Road siempre tiene algo que hacer, ¿por qué no ir al karaoke en Streetbar, que ocurre de domingo a miércoles?

HACER haga una parada en Koffi, la cadena de café de cosecha propia de la ciudad. Con tres ubicaciones en todo el desierto, puede tomar un descanso de Starbucks.

NO HACER siéntete pegado a un coche mientras estás en el desierto. La ciudad tiene carriles para bicicletas y senderos, en caso de que el clima no sea demasiado abrasador, así como un completo sistema de autobuses si necesita un viaje a Arenas Road.

NO HACER Supongamos que solo las lesbianas y los heterosexuales juegan al golf. El Tahquitz Creek Golf Resort es un gran lugar para principiantes y ofrece alquileres.

HACER prepárese para sudar en Hunter's, el palacio de baile gay por excelencia de Palm Springs. La pista de baile está repleta de manera confiable los viernes y sábados por la noche; a veces puede oler un poco a maduro allí, pero tal vez te guste.

NO HACER siente que tiene que permanecer en Palm Springs para pasar un buen rato. El Barracks Bar, en la cercana Cathedral City, es uno de los bares de cuero gay más queridos del Valle de Coachella.


26 Lo que se debe y no se debe hacer en Palm Springs

Mientras los gays de la costa este escapan del clima de verano en Fire Island, los gays de California se van de vacaciones en una escapada que siente como si estuviera en llamas. Si bien la temperatura promedio de Palm Springs es más de 100 durante el verano, la gente que no se deja intimidar aún se reúne allí para descansar cerca de las relucientes piscinas de la ciudad del desierto, almorzar en las aceras sombreadas de Palm Canyon Drive y disfrutar de la vida nocturna de Arenas Road. Antes de empacar su diminuto traje de baño, siga este consejo.

HACER aplique protector solar en todas partes. El sol es intenso en el desierto, así que cúbrete las orejas, la línea del cabello, los espacios entre los dedos de los pies, el sendero feliz, la parte superior del muslo y todo lo demás que estará expuesto.

NO HACER Beba mucho mientras descansa junto a la piscina. Esa es una receta para una siesta no planificada y la pérdida de la epidermis.

HACER Pasee por la piscina en el Ace Hotel & amp Swim Club en el extremo sur de la ciudad. Este enclave hipster fue un antiguo motel Howard Johnson y actualmente es la base de operaciones de los que marcan tendencias con barba y los hombres (y mujeres) que los aman.

NO HACER consigue una habitación en el Ace si planeas irte a las 10 p.m. Este lugar, que ofrece atracciones como música en vivo y fiestas del Orgullo Gay en su estridente Amigo Room, es para los jóvenes, salvajes y ruidosos.

HACER aguante el calor para dar un paseo matutino por Palm Canyon Drive. El corazón peatonal de Palm Springs, repleto de tiendas y restaurantes al aire libre (muchos de los cuales ofrecen ventiladores y fanáticos), está repleto de gays despreocupados que buscan café y frittatas.

NO HACER ir a dar un paseo después de las 11 a. m. sin sombrilla. No se preocupe por las miradas y las burlas homofóbicas, después de todo, esto es Palm Springs.

HACER Disfrute de un brunch en Chi Chi, el restaurante del nuevo Avalon Hotel (anteriormente el Viceroy). Ensalada de Yerba Mate, ¿alguien?

NO HACER mirar boquiabiertos a todas las parejas homosexuales en el Trader Joe's de la ciudad. En Palm Springs, es normal cuando las rectas son minoría.

HACER Visite uno de los numerosos resorts gay con ropa opcional del desierto, como INNdulge (en la foto, con su jacuzzi para 12 personas las 24 horas y piscina climatizada / fría) o CCBC Resort Hotel (con una piscina de agua salada y amplios terrenos). Vamos, relájate.

NO HACER vaya a los centros turísticos desnudos de P.S. pensando que se verán como un video de One Direction. Las multitudes son generalmente mayores, y eso está bien. Abre tu mente (y tal vez tus piernas).

HACER Hospédese en uno de los 25 complejos turísticos para gays / lesbianas de Palm Springs (según se informa, tiene una de las concentraciones más grandes de alojamientos LGBT en el país) incluso si no planea exponer sus golosinas. Disfruta del gráfico de la gente ingeniosa de Man About World.

HACER visite el cursi y fresco teleférico. Ascending 8,000 feet into the sky, the tramway drops you off at the top of the San Jacinto Mountains, where the temperatures are about 30 degrees cooler than in the city. There's also a restaurant, camp grounds, and hiking trails.

DO pay a visit to the new Palm Springs Art Museum Architecture and Design Center. The museum studies and honors the Desert Modern style, which was developed in Palm Springs in the mid-20th century. Caveat: The museum is closed in August but reopens in September.

DON'T go too crazy at the numerous casinos that line Palm Springs if you can check yourself, hit the Spa Resort Casino in the heart of downtown and the upscale Agua Caliente Casino (pictured) due east of the city.

DO squeeze in some time to hit the Desert Hills Premium Outlets in nearby Cabazon. We're not talking Jockey and Gap — this place has Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & Bone, Ted Baker, and Valentino.

DON'T be fazed by 50- and 60-something men dressing like men half their age (think short mod shorts and skintight polos). If you can still squeeze into the clothes at Top Shop, who's to judge?

DO relive your adolescence with a day at the city's waterpark, Wet n' Wild. The 21-acre oasis, with wave pool and a plethora of water slides, hosted an incredible event at the last White Party (pictured).

DO start any night out with margaritas at the Saguaro Hotel's El Jefe cantina. If you're wearing something on the formfitting side, DON'T get the Encarnacion Nachos or you'll be sucking in your gut for the rest of the evening.

DON'T think you have to sit at home on a weeknight in Palm Springs. Arenas Road always has something going on why not hit up karaoke at Streetbar, which happens Sundays through Wednesdays?

DO make a pit stop at Koffi, the city's homegrown coffee chain. With three locations throughout the desert, you can take a break from Starbucks.

DON'T feel glued to a car while in the desert. The city has bike lanes and trails — should the weather not be too scorching — as well as a comprehensive bus system if you need a ride to Arenas Road.

DON'T assume only lesbians and straight dudes play golf. The Tahquitz Creek Golf Resort is a great place for beginners, and it offers rentals.

DO prepare to sweat at Palm Springs' ultimate gay dance palace, Hunter's. The dance floor is reliably packed on Friday and Saturday nights — it can sometimes smell a little ripe in there, but maybe you're into that.

DON'T feel you have to stay in Palm Springs proper to have a good time. The Barracks Bar, in nearby Cathedral City, is one of the Coachella Valley's most-loved gay leather bars.


26 Palm Springs Dos and Don'ts

While East Coast gays escape summer weather on Fire Island, California gays vacation in a getaway that feels like it's on fire. While the average temperature of Palm Springs is well over 100 during the summer, undeterred folks still flock there to lie near the desert city's glistening pools, brunch on the shaded sidewalks of Palm Canyon Drive, and enjoy Arenas Road's nightlife. Before packing your tiny bathing suit, heed this advice.

DO apply sunscreen everywhere. The sun is intense in the desert, so cover your ears, hairline, spaces between your toes, happy trail, upper thigh, and everything else that will be exposed.

DON'T drink heavily while lounging by the pool. That's a recipe for an unplanned nap and the loss of your epidermis.

DO swing by the pool at the Ace Hotel & Swim Club in the south end of town. This hipster enclave was a former Howard Johnson motel and is currently the home base for bearded trendsetters and the men (and women) who love them.

DON'T get a room at the Ace if you plan on turning in at 10 p.m. This joint, which offers such attractions as live music and Gay Pride parties in its raucous Amigo Room, is for the young, wild, and loud.

DO endure the heat for an early morning stroll up and down Palm Canyon Drive. The pedestrian-friendly heart of Palm Springs, packed with shops and outdoor restaurants (many of which offer fans and misters), is brimming with carefree gays hunting for coffee and frittatas.

DON'T go for a stroll after 11 a.m. without a parasol. Don't worry about stares and homophobic taunts — this is Palm Springs, after all.

DO squeeze in brunch at Chi Chi, the restaurant at the new Avalon Hotel (formerly the Viceroy). Yerba Mate Salad, anyone?

DON'T gawk at all the gay couples at the town's Trader Joe's. In Palm Springs, it's normal when the straights are in the minority.

DO drop trou at one of the desert's numerous clothing-optional gay resorts, like INNdulge (pictured, with its 24-hour 12-man jacuzzi and heated/chilled pool) or CCBC Resort Hotel (with a saltwater pool and expansive grounds). Come on, hang loose.

DON'T go to P.S.'s naked resorts thinking they will look like a One Direction video. The crowds are generally older, and that's OK. Open your mind (and maybe your legs).

DO stay at one of Palm Springs' 25 gay/lesbian resorts (reportedly, it has one of the largest concentrations of LGBT accommodations in the country) even if you don't plan on exposing your goodies. Enjoy the graphic from the witty folks at Man About World.

DO visit the kitschy, cool Aerial Tramway. Ascending 8,000 feet into the sky, the tramway drops you off at the top of the San Jacinto Mountains, where the temperatures are about 30 degrees cooler than in the city. There's also a restaurant, camp grounds, and hiking trails.

DO pay a visit to the new Palm Springs Art Museum Architecture and Design Center. The museum studies and honors the Desert Modern style, which was developed in Palm Springs in the mid-20th century. Caveat: The museum is closed in August but reopens in September.

DON'T go too crazy at the numerous casinos that line Palm Springs if you can check yourself, hit the Spa Resort Casino in the heart of downtown and the upscale Agua Caliente Casino (pictured) due east of the city.

DO squeeze in some time to hit the Desert Hills Premium Outlets in nearby Cabazon. We're not talking Jockey and Gap — this place has Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & Bone, Ted Baker, and Valentino.

DON'T be fazed by 50- and 60-something men dressing like men half their age (think short mod shorts and skintight polos). If you can still squeeze into the clothes at Top Shop, who's to judge?

DO relive your adolescence with a day at the city's waterpark, Wet n' Wild. The 21-acre oasis, with wave pool and a plethora of water slides, hosted an incredible event at the last White Party (pictured).

DO start any night out with margaritas at the Saguaro Hotel's El Jefe cantina. If you're wearing something on the formfitting side, DON'T get the Encarnacion Nachos or you'll be sucking in your gut for the rest of the evening.

DON'T think you have to sit at home on a weeknight in Palm Springs. Arenas Road always has something going on why not hit up karaoke at Streetbar, which happens Sundays through Wednesdays?

DO make a pit stop at Koffi, the city's homegrown coffee chain. With three locations throughout the desert, you can take a break from Starbucks.

DON'T feel glued to a car while in the desert. The city has bike lanes and trails — should the weather not be too scorching — as well as a comprehensive bus system if you need a ride to Arenas Road.

DON'T assume only lesbians and straight dudes play golf. The Tahquitz Creek Golf Resort is a great place for beginners, and it offers rentals.

DO prepare to sweat at Palm Springs' ultimate gay dance palace, Hunter's. The dance floor is reliably packed on Friday and Saturday nights — it can sometimes smell a little ripe in there, but maybe you're into that.

DON'T feel you have to stay in Palm Springs proper to have a good time. The Barracks Bar, in nearby Cathedral City, is one of the Coachella Valley's most-loved gay leather bars.


26 Palm Springs Dos and Don'ts

While East Coast gays escape summer weather on Fire Island, California gays vacation in a getaway that feels like it's on fire. While the average temperature of Palm Springs is well over 100 during the summer, undeterred folks still flock there to lie near the desert city's glistening pools, brunch on the shaded sidewalks of Palm Canyon Drive, and enjoy Arenas Road's nightlife. Before packing your tiny bathing suit, heed this advice.

DO apply sunscreen everywhere. The sun is intense in the desert, so cover your ears, hairline, spaces between your toes, happy trail, upper thigh, and everything else that will be exposed.

DON'T drink heavily while lounging by the pool. That's a recipe for an unplanned nap and the loss of your epidermis.

DO swing by the pool at the Ace Hotel & Swim Club in the south end of town. This hipster enclave was a former Howard Johnson motel and is currently the home base for bearded trendsetters and the men (and women) who love them.

DON'T get a room at the Ace if you plan on turning in at 10 p.m. This joint, which offers such attractions as live music and Gay Pride parties in its raucous Amigo Room, is for the young, wild, and loud.

DO endure the heat for an early morning stroll up and down Palm Canyon Drive. The pedestrian-friendly heart of Palm Springs, packed with shops and outdoor restaurants (many of which offer fans and misters), is brimming with carefree gays hunting for coffee and frittatas.

DON'T go for a stroll after 11 a.m. without a parasol. Don't worry about stares and homophobic taunts — this is Palm Springs, after all.

DO squeeze in brunch at Chi Chi, the restaurant at the new Avalon Hotel (formerly the Viceroy). Yerba Mate Salad, anyone?

DON'T gawk at all the gay couples at the town's Trader Joe's. In Palm Springs, it's normal when the straights are in the minority.

DO drop trou at one of the desert's numerous clothing-optional gay resorts, like INNdulge (pictured, with its 24-hour 12-man jacuzzi and heated/chilled pool) or CCBC Resort Hotel (with a saltwater pool and expansive grounds). Come on, hang loose.

DON'T go to P.S.'s naked resorts thinking they will look like a One Direction video. The crowds are generally older, and that's OK. Open your mind (and maybe your legs).

DO stay at one of Palm Springs' 25 gay/lesbian resorts (reportedly, it has one of the largest concentrations of LGBT accommodations in the country) even if you don't plan on exposing your goodies. Enjoy the graphic from the witty folks at Man About World.

DO visit the kitschy, cool Aerial Tramway. Ascending 8,000 feet into the sky, the tramway drops you off at the top of the San Jacinto Mountains, where the temperatures are about 30 degrees cooler than in the city. There's also a restaurant, camp grounds, and hiking trails.

DO pay a visit to the new Palm Springs Art Museum Architecture and Design Center. The museum studies and honors the Desert Modern style, which was developed in Palm Springs in the mid-20th century. Caveat: The museum is closed in August but reopens in September.

DON'T go too crazy at the numerous casinos that line Palm Springs if you can check yourself, hit the Spa Resort Casino in the heart of downtown and the upscale Agua Caliente Casino (pictured) due east of the city.

DO squeeze in some time to hit the Desert Hills Premium Outlets in nearby Cabazon. We're not talking Jockey and Gap — this place has Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & Bone, Ted Baker, and Valentino.

DON'T be fazed by 50- and 60-something men dressing like men half their age (think short mod shorts and skintight polos). If you can still squeeze into the clothes at Top Shop, who's to judge?

DO relive your adolescence with a day at the city's waterpark, Wet n' Wild. The 21-acre oasis, with wave pool and a plethora of water slides, hosted an incredible event at the last White Party (pictured).

DO start any night out with margaritas at the Saguaro Hotel's El Jefe cantina. If you're wearing something on the formfitting side, DON'T get the Encarnacion Nachos or you'll be sucking in your gut for the rest of the evening.

DON'T think you have to sit at home on a weeknight in Palm Springs. Arenas Road always has something going on why not hit up karaoke at Streetbar, which happens Sundays through Wednesdays?

DO make a pit stop at Koffi, the city's homegrown coffee chain. With three locations throughout the desert, you can take a break from Starbucks.

DON'T feel glued to a car while in the desert. The city has bike lanes and trails — should the weather not be too scorching — as well as a comprehensive bus system if you need a ride to Arenas Road.

DON'T assume only lesbians and straight dudes play golf. The Tahquitz Creek Golf Resort is a great place for beginners, and it offers rentals.

DO prepare to sweat at Palm Springs' ultimate gay dance palace, Hunter's. The dance floor is reliably packed on Friday and Saturday nights — it can sometimes smell a little ripe in there, but maybe you're into that.

DON'T feel you have to stay in Palm Springs proper to have a good time. The Barracks Bar, in nearby Cathedral City, is one of the Coachella Valley's most-loved gay leather bars.


26 Palm Springs Dos and Don'ts

While East Coast gays escape summer weather on Fire Island, California gays vacation in a getaway that feels like it's on fire. While the average temperature of Palm Springs is well over 100 during the summer, undeterred folks still flock there to lie near the desert city's glistening pools, brunch on the shaded sidewalks of Palm Canyon Drive, and enjoy Arenas Road's nightlife. Before packing your tiny bathing suit, heed this advice.

DO apply sunscreen everywhere. The sun is intense in the desert, so cover your ears, hairline, spaces between your toes, happy trail, upper thigh, and everything else that will be exposed.

DON'T drink heavily while lounging by the pool. That's a recipe for an unplanned nap and the loss of your epidermis.

DO swing by the pool at the Ace Hotel & Swim Club in the south end of town. This hipster enclave was a former Howard Johnson motel and is currently the home base for bearded trendsetters and the men (and women) who love them.

DON'T get a room at the Ace if you plan on turning in at 10 p.m. This joint, which offers such attractions as live music and Gay Pride parties in its raucous Amigo Room, is for the young, wild, and loud.

DO endure the heat for an early morning stroll up and down Palm Canyon Drive. The pedestrian-friendly heart of Palm Springs, packed with shops and outdoor restaurants (many of which offer fans and misters), is brimming with carefree gays hunting for coffee and frittatas.

DON'T go for a stroll after 11 a.m. without a parasol. Don't worry about stares and homophobic taunts — this is Palm Springs, after all.

DO squeeze in brunch at Chi Chi, the restaurant at the new Avalon Hotel (formerly the Viceroy). Yerba Mate Salad, anyone?

DON'T gawk at all the gay couples at the town's Trader Joe's. In Palm Springs, it's normal when the straights are in the minority.

DO drop trou at one of the desert's numerous clothing-optional gay resorts, like INNdulge (pictured, with its 24-hour 12-man jacuzzi and heated/chilled pool) or CCBC Resort Hotel (with a saltwater pool and expansive grounds). Come on, hang loose.

DON'T go to P.S.'s naked resorts thinking they will look like a One Direction video. The crowds are generally older, and that's OK. Open your mind (and maybe your legs).

DO stay at one of Palm Springs' 25 gay/lesbian resorts (reportedly, it has one of the largest concentrations of LGBT accommodations in the country) even if you don't plan on exposing your goodies. Enjoy the graphic from the witty folks at Man About World.

DO visit the kitschy, cool Aerial Tramway. Ascending 8,000 feet into the sky, the tramway drops you off at the top of the San Jacinto Mountains, where the temperatures are about 30 degrees cooler than in the city. There's also a restaurant, camp grounds, and hiking trails.

DO pay a visit to the new Palm Springs Art Museum Architecture and Design Center. The museum studies and honors the Desert Modern style, which was developed in Palm Springs in the mid-20th century. Caveat: The museum is closed in August but reopens in September.

DON'T go too crazy at the numerous casinos that line Palm Springs if you can check yourself, hit the Spa Resort Casino in the heart of downtown and the upscale Agua Caliente Casino (pictured) due east of the city.

DO squeeze in some time to hit the Desert Hills Premium Outlets in nearby Cabazon. We're not talking Jockey and Gap — this place has Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & Bone, Ted Baker, and Valentino.

DON'T be fazed by 50- and 60-something men dressing like men half their age (think short mod shorts and skintight polos). If you can still squeeze into the clothes at Top Shop, who's to judge?

DO relive your adolescence with a day at the city's waterpark, Wet n' Wild. The 21-acre oasis, with wave pool and a plethora of water slides, hosted an incredible event at the last White Party (pictured).

DO start any night out with margaritas at the Saguaro Hotel's El Jefe cantina. If you're wearing something on the formfitting side, DON'T get the Encarnacion Nachos or you'll be sucking in your gut for the rest of the evening.

DON'T think you have to sit at home on a weeknight in Palm Springs. Arenas Road always has something going on why not hit up karaoke at Streetbar, which happens Sundays through Wednesdays?

DO make a pit stop at Koffi, the city's homegrown coffee chain. With three locations throughout the desert, you can take a break from Starbucks.

DON'T feel glued to a car while in the desert. The city has bike lanes and trails — should the weather not be too scorching — as well as a comprehensive bus system if you need a ride to Arenas Road.

DON'T assume only lesbians and straight dudes play golf. The Tahquitz Creek Golf Resort is a great place for beginners, and it offers rentals.

DO prepare to sweat at Palm Springs' ultimate gay dance palace, Hunter's. The dance floor is reliably packed on Friday and Saturday nights — it can sometimes smell a little ripe in there, but maybe you're into that.

DON'T feel you have to stay in Palm Springs proper to have a good time. The Barracks Bar, in nearby Cathedral City, is one of the Coachella Valley's most-loved gay leather bars.


26 Palm Springs Dos and Don'ts

While East Coast gays escape summer weather on Fire Island, California gays vacation in a getaway that feels like it's on fire. While the average temperature of Palm Springs is well over 100 during the summer, undeterred folks still flock there to lie near the desert city's glistening pools, brunch on the shaded sidewalks of Palm Canyon Drive, and enjoy Arenas Road's nightlife. Before packing your tiny bathing suit, heed this advice.

DO apply sunscreen everywhere. The sun is intense in the desert, so cover your ears, hairline, spaces between your toes, happy trail, upper thigh, and everything else that will be exposed.

DON'T drink heavily while lounging by the pool. That's a recipe for an unplanned nap and the loss of your epidermis.

DO swing by the pool at the Ace Hotel & Swim Club in the south end of town. This hipster enclave was a former Howard Johnson motel and is currently the home base for bearded trendsetters and the men (and women) who love them.

DON'T get a room at the Ace if you plan on turning in at 10 p.m. This joint, which offers such attractions as live music and Gay Pride parties in its raucous Amigo Room, is for the young, wild, and loud.

DO endure the heat for an early morning stroll up and down Palm Canyon Drive. The pedestrian-friendly heart of Palm Springs, packed with shops and outdoor restaurants (many of which offer fans and misters), is brimming with carefree gays hunting for coffee and frittatas.

DON'T go for a stroll after 11 a.m. without a parasol. Don't worry about stares and homophobic taunts — this is Palm Springs, after all.

DO squeeze in brunch at Chi Chi, the restaurant at the new Avalon Hotel (formerly the Viceroy). Yerba Mate Salad, anyone?

DON'T gawk at all the gay couples at the town's Trader Joe's. In Palm Springs, it's normal when the straights are in the minority.

DO drop trou at one of the desert's numerous clothing-optional gay resorts, like INNdulge (pictured, with its 24-hour 12-man jacuzzi and heated/chilled pool) or CCBC Resort Hotel (with a saltwater pool and expansive grounds). Come on, hang loose.

DON'T go to P.S.'s naked resorts thinking they will look like a One Direction video. The crowds are generally older, and that's OK. Open your mind (and maybe your legs).

DO stay at one of Palm Springs' 25 gay/lesbian resorts (reportedly, it has one of the largest concentrations of LGBT accommodations in the country) even if you don't plan on exposing your goodies. Enjoy the graphic from the witty folks at Man About World.

DO visit the kitschy, cool Aerial Tramway. Ascending 8,000 feet into the sky, the tramway drops you off at the top of the San Jacinto Mountains, where the temperatures are about 30 degrees cooler than in the city. There's also a restaurant, camp grounds, and hiking trails.

DO pay a visit to the new Palm Springs Art Museum Architecture and Design Center. The museum studies and honors the Desert Modern style, which was developed in Palm Springs in the mid-20th century. Caveat: The museum is closed in August but reopens in September.

DON'T go too crazy at the numerous casinos that line Palm Springs if you can check yourself, hit the Spa Resort Casino in the heart of downtown and the upscale Agua Caliente Casino (pictured) due east of the city.

DO squeeze in some time to hit the Desert Hills Premium Outlets in nearby Cabazon. We're not talking Jockey and Gap — this place has Alexander McQueen, Balenciaga, Burberry, Calvin Klein, Fendi, Gucci, Helmut Lang, Prada, Rag & Bone, Ted Baker, and Valentino.

DON'T be fazed by 50- and 60-something men dressing like men half their age (think short mod shorts and skintight polos). If you can still squeeze into the clothes at Top Shop, who's to judge?

DO relive your adolescence with a day at the city's waterpark, Wet n' Wild. The 21-acre oasis, with wave pool and a plethora of water slides, hosted an incredible event at the last White Party (pictured).

DO start any night out with margaritas at the Saguaro Hotel's El Jefe cantina. If you're wearing something on the formfitting side, DON'T get the Encarnacion Nachos or you'll be sucking in your gut for the rest of the evening.

DON'T think you have to sit at home on a weeknight in Palm Springs. Arenas Road always has something going on why not hit up karaoke at Streetbar, which happens Sundays through Wednesdays?

DO make a pit stop at Koffi, the city's homegrown coffee chain. With three locations throughout the desert, you can take a break from Starbucks.

DON'T feel glued to a car while in the desert. The city has bike lanes and trails — should the weather not be too scorching — as well as a comprehensive bus system if you need a ride to Arenas Road.

DON'T assume only lesbians and straight dudes play golf. The Tahquitz Creek Golf Resort is a great place for beginners, and it offers rentals.

DO prepare to sweat at Palm Springs' ultimate gay dance palace, Hunter's. The dance floor is reliably packed on Friday and Saturday nights — it can sometimes smell a little ripe in there, but maybe you're into that.

DON'T feel you have to stay in Palm Springs proper to have a good time. The Barracks Bar, in nearby Cathedral City, is one of the Coachella Valley's most-loved gay leather bars.


Ver el vídeo: Los Arboles Hotel, Palm Springs Hotels - California (Diciembre 2021).