El pájaro

Pato Relleno de Col


Ingredientes para cocinar pato relleno de col

  1. Pato 1 carcasa (peso 2 kg)
  2. Aceite vegetal refinado 5 cucharadas
  3. Repollo agrio 700 gramos
  4. Cebollas 3-5 piezas
  5. Sal al gusto
  6. Pimienta negra molida al gusto
  7. Mezcla de especias para aves al gusto y al deseo.
  8. Agua purificada, 1 vaso para hornear y guisar, así como la cantidad necesaria para escaldar al gusto
  • Ingredientes principales: col, cebolla, pato
  • Porción 1 porción
  • Cocina del mundo

Inventario:

Básculas de cocina, sartén profunda, estufa, horno, toallas de cocina de papel, cuchillo de corte - 3 piezas, tabla de cortar - 3 piezas, bandeja para hornear, rejilla, recipiente hondo, cuchara ranurada, envoltura de plástico, refrigerador, cucharada, sartén, espátula de cocina de madera, patitos con tapa (capacidad 4 litros), un vaso (capacidad 250 mililitros), hilo con aguja gitana o palillos de dientes, colador, cepillo para hornear, agarraderas de cocina, un plato plano grande, un plato para servir.

Cocinar pato relleno de col:

Paso 1: prepara el pato.


¡Primero debes preparar adecuadamente el pato! Pusimos a fuego fuerte una sartén profunda llena con aproximadamente la mitad de agua purificada, vertimos alrededor de una cucharada de sal allí y llevamos el líquido a ebullición. Mientras tanto, tome el cadáver del ave, enjuáguelo bien por dentro y por fuera, bajo un chorro de agua fría, y sumérjalo con papel de cocina. Después de eso, colóquelo en una tabla de cortar, corte el exceso de grasa con un cuchillo de cocina afilado, retire las plumas restantes de la piel, enjuáguelo nuevamente, séquelo y muévalo a un recipiente hondo.

Cuando el líquido en la sartén comience a hervir, reduzca la temperatura de la estufa a un nivel promedio, baje cuidadosamente la carcasa del pato dentro de la sartén para que quede completamente sumergida en agua y hierva por 3 minutos. Luego, usando la cuchara ranurada, transferimos el pájaro de regreso a un tazón o un colador profundo y lo limpiamos cuidadosamente con una toalla de waffle. Después de eso, hacemos punciones con una punta de cuchillo en su superficie en lugares especialmente grasientos, lo movemos a una rejilla montada en una bandeja para hornear, frotamos con sal, pimienta negra y lo apretamos con una envoltura de plástico y lo enviamos al refrigerador durante una hora o antes de usarlo.

Paso 2: prepara los ingredientes para el relleno.


No perdemos ni un minuto mientras el pájaro insiste y se empapa de especias, colocamos el chucrut en un colador, lo exprimimos ligeramente sobre el fregadero del exceso de jugo y lo dejamos caer en un recipiente hondo.

Ahora, con un cuchillo limpio y afilado, retiramos la cebolla de la cáscara, la enjuagamos y la secamos. Después de eso, lo movemos a una tabla de cortar, dividimos tres piezas en 4-8 piezas grandes y cortamos dos piezas en cubos o popotes de hasta 1 centímetro de espesor. Luego esparcimos el resto de los ingredientes necesarios en la encimera y seguimos adelante.

Paso 3: prepara el relleno.


Ponemos una sartén profunda a fuego medio y le echamos unas 3 cucharadas de aceite vegetal. Después de unos minutos, sumerja las cebollas picadas en la grasa precalentada y páselas durante 4-5 minutos hasta que estén transparentes, así como una ligera corteza dorada, aflojando con una espátula de cocina de madera o silicona.

Luego agregue chucrut a la sartén y llénelo con un vaso de agua purificada. Guisar las verduras hasta que estén completamente cocidas bajo una tapa tapada durante unos 35-40 minutos, recordando revolver ocasionalmente. Tan pronto como el repollo se vuelva suave, tierno, y todo el líquido se haya evaporado prácticamente, retire el relleno de la estufa y déjelo a un lado, déjelo enfriar a temperatura ambiente.

Paso 4: prepara el pato para hornear.


Cuando se hayan preparado todos los ingredientes para el plato, encienda el horno para precalentar 180 grados centígrados. Luego sacamos el pato del refrigerador, retiramos la película de plástico del pájaro, lo rellenamos con relleno de repollo en el interior, lo cerramos herméticamente con pinchos de cocina de madera o lo cosimos con una aguja gitana normal y un hilo para hornear, y luego también actuamos con un agujero cerca del cuello. Después de eso, tomamos la lenteja de agua, colocamos en el fondo trozos de cebolla picados en trozos grandes, vertimos un vaso de agua purificada y bajamos la carcasa rellena sobre la verdura de arriba hacia abajo. Con un cepillo para hornear, engrase con las tres cucharadas restantes de aceite vegetal y, si lo desea, triture con una mezcla de especias. Cubrimos la lenteja de agua con una tapa y procedemos al siguiente paso, casi final.

Paso 5: hornee el pato relleno de repollo.


Ponemos los platos con el pájaro en el horno precalentado a la temperatura deseada en la rejilla central y lo horneamos durante 1 hora. Luego, con la ayuda de guantes de cocina, retiramos los patitos del horno, los reorganizamos en una tabla de cortar, previamente colocada en la encimera, y retiramos la tapa. Vierta suavemente toda la grasa acumulada en el fondo en un tazón separado, engrase el pájaro con él y, nuevamente cubriéndolo, envíe la carcasa para hornear para otro 1-1.5 horas, aproximadamente 40-60 minutos por kilogramo. Para hacer que el pájaro sea más rosado, puedes 10-15 minutos hasta que esté completamente listo para quitar la tapa del lingon.
Luego, nuevamente usando la misma táctica, movemos los platos con el pato con olor fragante a la encimera. Al ayudarnos con dos palas de cocina, cambiamos el pájaro a un plato plano grande, lo decoramos al gusto e invitamos a la familia a una comida.

Paso 6: sirva el pato relleno de repollo.


El pato relleno de repollo se sirve caliente como el segundo plato principal de carne para una mesa festiva o cotidiana. Sirva en un plato plano grande, opcionalmente decorado con rodajas de vegetales frescos, hierbas, escabeches o encurtidos. Como guarnición para un ave tan grasosa, puede ofrecer puré de papas liviano, arroz hervido, cualquier pasta, cereales de diferentes cereales, ensaladas de verano o lo que más le guste. Muy a menudo, junto con este plato, se ponen sobre la mesa salsas agridulces y picantes a base de arándanos, grosellas o cerezas y, por supuesto, rebanadas de pan fresco. ¡Cocina con amor y disfruta!
Buen provecho!

Consejos de recetas:

- para obtener una corteza más dorada en la carcasa, como ya se mencionó, vale la pena quitar la tapa del refrigerador 10-15 minutos antes de que el plato esté completamente listo, pero además, el ave puede engrasarse con una mezcla de miel y mantequilla derretida;

- Una gran alternativa al chucrut: fresco, guisado con cebolla y pasta de tomate;

- Por supuesto, el chucrut ya tiene un olor agradable, pero si lo desea, durante el guisado se puede sazonar con especias como el cilantro, las semillas de alcaravea, la pimienta de Jamaica, la hoja molida de laurel, el tomillo, la salvia, esto lo hará aún más fragante;

- Después de cocinar en el fondo de los patitos, se acumulará mucho jugo de carne y grasa, de la mezcla resultante puede hacer una gran salsa o verter un pájaro en ella antes de servir.